Energía e Infraestructura

Por los suelos anda el ánimo de los constructores

Son pocas las empresas de la industria de la construcción que florecen en estos meses. Una de ellas es el Grupo ICA, que encabeza Alonso Quintana, y por supuesto, la española OHL, a cargo de José Andrés de Oteyza. Son compañías que se encargan de las grandes obras de construcción civil vinculadas con el sector de la energía y con el hidráulico.

17-10-2013 09:43 Por : Arena Pública
Son pocas las empresas de la industria de la construcción que florecen en estos meses. Una de ellas es ICA y por supuesto, la española OHL.
Son pocas las empresas de la industria de la construcción que florecen en estos meses. Una de ellas es ICA y por supuesto, la española OHL.

Son también jugadores relevantes en el sector que cuentan con contratos transexenales que han garantizado el flujo de ingresos sin importar el cambio de gobierno.

Un ejemplo son las obras del segundo piso en donde OHL ha tenido una participación relevante y en donde el flujo de caja no se detiene por tratarse de un proyecto del gobierno del Estado de México bajo la responsabilidad de Eruviel Ávila Villegas.

En la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que dirige Luis Téllez, los títulos de ICA se ubican entre las acciones consentidas de los inversionistas y para este trimestre a reportar ante las autoridades bursátiles, se espera que el grupo de ingeniería civil informe muy buenos resultados frente a los problemas operativos que se registran en el sector de las desarrolladoras de vivienda de interés social.

En la BMV no descartan, por lo tanto, que nuevos jugadores en el sector de la construcción de vivienda se integren rápidamente al mercado de capitales, dada la necesidad de alimentar indicadores especializados que se constituyeron al amparo de la buena racha que hasta 2012 caracterizó a las desarrolladoras de complejos habitacionales.

La consultora Bimsa Reports, que dirige César Ortega de la Roquette, documenta cómo la industria de la construcción -uno de los sectores relevantes para el PIB- pasó de la euforia al desencanto en lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Los datos no mienten: en el último trimestre del 2012, el Índice de Confianza de la Industria de la Construcción (Icoco) se ubicó en 52.5 puntos y al tercer trimestre del 2013 descendió hasta 48.7 puntos, es decir, 3.8 menos.

Se trata, por ciento, de la cifra más alta y más baja, respectivamente, desde que comenzó la publicación del Icoco en el primer trimestre del 2011, donde las cifras inferiores a 50 puntos reflejan contracción y pesimismo de la industria constructora mexicana.

En 2011, por cierto, todavía se registraba la entrega de subsidios por parte del gobierno federal, gracias al rescate del sector de la vivienda que se autorizó durante el gobierno de Felipe Calderón y que se llevó a cabo a través de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), que ahora dirige Jesús Alberto Cano Vélez.

Pero la industria de la construcción no sólo espera que se reactive el sector de la vivienda, también añora que la aprobación de la reforma al sector de la energía libere los presupuestos que en Pemex se congelaron ante la esperanza de que la modificación constitucional se convirtiera en una onda expansiva. Por ahora, todo es zozobra entre las constructoras.

 

A FONDO: Lea aquí el más reciente ICOCO publicado por Bimsa Reports.