Energía e Infraestructura

La expropiación ciudadana de los parquímetros

16-10-2013 10:44

Con una concesión por diez años para operar parquímetros en las colonias de la territorial Roma-Condesa, la compañía Operadora de Estacionamientos Bicentenario (OEB),  tendrá que restar de sus cálculos de negocios y de rentabilidad de esa empresa los 1,200 cajones de estacionamiento que corresponden a la colonia Condesa.

En la colonia Condesa, lejos de oponerse a los parquímetros, los aceptan pero bajo su administración. Agrandar
En la colonia Condesa, lejos de oponerse a los parquímetros, los aceptan pero bajo su administración.

Se trata de un negocio anual que podría alcanzar entre 55 y 120 millones de pesos pero que ahora será administrado completamente por los vecinos de esta colonia a través de la delegación Cuauhtémoc.

Por lo tanto, de la operación de los parquímetros, concesionada durante la administración de Marcelo Ebrard a dos empresas a través del ordenamiento jurídico conocido como Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR), los habitantes de la Condesa no recibirán el 30% de las utilidades resultado de la operación de parquímetros sino el 100%.

Recursos que se invertirán para la recuperación de la zona de acuerdo con la resolución a la que se llegó luego de las votaciones vecinales para determinar proyectos prioritarios financiados por el presupuesto participativo de la delegación Cuauhtémoc, bajo la responsabilidad de Alejandro Fernández.

Sin amparos de por medio, sin tomas o bloqueos de avenidas, sin oposiciones a obras públicas, el Comité Ciudadano de la colonia Condesa en el que participa Omar Karim de la Vega presentó ante la delegación y el Instituto Electoral del Distrito Federal, que encabeza la consejera presidenta Diana Talavera Flores, la propuesta de operación ciudadana de parquímetros.

La votación de vecinos la validó y ahora el delegado Alejandro Fernández trabaja en los detalles jurídicos y financieros de la propuesta comunitaria.

Para empezar, se busca a un proveedor de parquímetros inteligentes que reduzca las molestias del usuario al pagar por el estacionamiento. El primer parquímetro ciudadano en la céntrica y cosmopolita colonia Condesa se instalaría en enero del próximo año.

Los vecinos de la colonia Condesa no descartan que los accionistas de OEB impugnen la resolución pero los vecinos ya preparan la respuesta aduciendo ambigüedad y falta de transparencia en el otorgamiento del PATR que también se autorizó para la Operadora de Estacionamientos Viales que cuenta con el PATR (una especie de concesión revocable) para la administración de parquímetros en la zona de Polanco y Lomas de Chapultepec.

En el caso de OEB su mercado total estaba compuesto por 16,000 cajones de estacionamiento, negocio que se ha enfrentado a la oposición vecinal con amparos promovidos por la comunidad pero sin grandes resultados.

En la colonia Condesa, lejos de oponerse a los parquímetros, los aceptan pero bajo su administración. De prosperar esta iniciativa, sin impugnaciones judiciales, Fernández y los vecinos de esta demarcación prepararían la constitución de un fideicomiso para garantizar la transparencia de la administración. OEB esperaba que este negocio de los parquímetros avanzara sin problema y como un acto de autoridad hasta el 2021, cuando vencía su concesión.

 

A FONDO: Lea aquí la primera iniciativa del Comité Ciudadano Condesa para modificar el reglmernto de parquímetros.

Comentar