Empresas y Empresarios

La pugna por los fondos de pensiones de Mexicana

El inversionista Juan Antonio Santana Ayala, quien ha dicho que para rescatar de la quiebra a Mexicana de Aviación ya tiene listos 390 millones de dólares, mantiene reuniones con los trabajadores de la aerolínea con el propósito de afinar la oferta que entre hoy y mañana martes hará llegar formalmente a las autoridades judiciales que se encargan del concurso mercantil de la aerolínea.

14-10-2013 09:36 Por : Arena Pública
Además de evaluar a potenciales inversionistas, trabajadores de Mexicana de Aviación preparan la defensa legal de recursos de sus fondos de pensión.
Además de evaluar a potenciales inversionistas, trabajadores de Mexicana de Aviación preparan la defensa legal de recursos de sus fondos de pensión.

El proceso está a cargo de la juez Edith Alarcón, quien en los próximos días también se reunirá con los accionistas de Tenedora K y los principales acreedores de Mexicana para buscar nuevos acuerdos conciliatorios.

Fue el pasado 11 de octubre cuando en teoría vencieron los plazos para exhibir liquidez ante el juzgado; sin embargo, hasta ahora sólo se tiene noticia de los pasos que sigue dando Santana Ayala.

Mientras tanto los trabajadores de Mexicana preparan a título individual nuevos recursos legales ante los tribunales para defender el fondo de pensiones de Mexicana, en donde deberían reportarse recursos por aportaciones laborales de al menos 400 millones de pesos que fueron constituidos con fondos directos de pilotos, sobrecargos y trabajadores de tierra.

El caso se documentará desde la venta de Mexicana de Aviación al Grupo Posadas -proceso que estuvo a cargo de Andrés Conesa, actual director general de Aeroméxico- quien en 2005 dirigía Cintra como funcionario del gobierno federal.

Los trabajadores argumentarán que como parte de la venta de Mexicana el gobierno federal -vía Cintra- descontó a Gastón Azcárraga, del precio ofrecido por los activos de la aerolínea, al menos 260 millones de dólares que incluían todos los fondos y reservas actuariales en materia de pensiones y fondos para el retiro de la empresa. Así, la oferta por 165.5 millones de dólares que Azcárraga ofreció por Mexicana fue mucho menor.

Azcárraga tenía, por lo tanto, la obligación de constituir las reservas para los fondos de pensiones. Pero no sólo no se constituyeron esas reservas, sino que, además, Azcárraga -dicen los trabajadores y sus abogados- habría utilizado, sin autorización de los empleados, 400 millones de pesos que hoy no deberían formar parte de la masa concursal de bienes y activos, si se decide por la quiebra de la aerolínea.

El proceso judicial para defender estos fondos se presentará de una manera distinta al resto de las demandas.

Debido a que en los sindicatos de pilotos, sobrecargos y empleados de tierra participan también dirigentes que colaboran con Aeroméxico y a que su director general, Andrés Conesa, podría ser uno de los personajes que se citen a declarar y a quien, eventualmente, se le finquen responsabilidades; las demandas se presentarían de manera independiente y no a través de las bases sindicales.

 

MÁS INFORMACIÓN: ¿Quiénes suspiran por Mexicana?, nota de Arena Pública de octubre 1 de 2013.