2017: ¿Incertidumbre o normalización?

01-05-2017 15:10

Cuando se vive un entorno de incertidumbre significativa, las señales positivas tienden a generar la percepción de que se entra en un proceso de normalización.

Mi argumento es que ése es precisamente el caso hoy día en México, Estados Unidos y el mundo. No es posible tomar una sola perspectiva económica o de liderazgo económico-internacional porque el complejo panorama pone en juego demasiadas variables.

Sin embargo, existen algunas notas positivas que no es posible ignorar.

En suma, en el presente hay una mezcla de datos positivos y negativos a nivel internacional y nacional, en el grado suficiente para que la percepción de normalidad o normalización impere. Argumentaré porqué.

Primero, abordemos las fuentes de incertidumbre. En Estados Unidos gobierna un hombre que a pesar de enfrentar obstáculos sigue siendo impredecible. Mr. Trump ha demostrado que es capaz de inflamar la política y tomar acciones de peso, como lo fue el ataque a Siria y el lenguaje fuerte ante Corea del Norte.

En su retórica, está dispuesto a tomar una posición agresiva hacia nuestro país sobre todo en materia comercial y de inmigración.

 

Donald Trump, Presidente de los Estados Unidos

 

Aunque ciertamente las reformas fiscales de Trump golpean al peso mexicano y existe el anuncio de la Casa Blanca de renegociar el TLCAN.

Rusia juega bien a las apuestas con sus relaciones internacionales además de ser un político rudo y juicioso que está dispuesto a tomar una posición agresiva por lo pronto en Siria.

La verdad es que la proactividad de Putin no está precisamente a favor de la predictibilidad en una perspectiva geopolítica.

En Francia -país en el que Putin apoyó económicamente a la alternativa populista- se enfrentan ahora dos ganadores en la primera vuelta para el siete de mayo en una segunda vuelta. Como todos saben, la populista Le Pen podría ganarle al centrista Macron aunque ello no esté muy claro aún.

 

Marie Le Pen, candidata a las elecciones presidenciales francesas

 

Y esto sin considerar que faltan otras elecciones europeas. Sólo Alemania parece mantenerse en una posición central y representa, por así decirlo, la plomada que le da estabilidad a la Unión Europea.

Pero una derrota del centro político en Francia sí tendría consecuencias en la estabilidad de la Unión Europea y podría seguir un efecto demostración como lo fue en su momento el Brexit.

Las fuentes positivas de estabilidad, que coadyuvan a la normalización político-económica, dentro y fuera de México, se ubican por lo pronto en un buen crecimiento mundial y de Estados Unidos, según expertos de Citibanamex quienes revisan al alza el crecimiento de México a 1.7% desde 1.2%. El crecimiento de China se espera arriba del 6% y el de EUA se prevé en 2.1%. a pesar de un primer bimestre insatisfactorio.

 

Te puede interesar: ¿La culpa es del TLCAN?
Fausto Hernández,
4 de abril de 2017

 

En la visión de estos expertos, el gabinete de Trump tiende a desradicalizarse. Ello a pesar de que, para cuando se publique esta columna, podrá haberse llegado a un desacuerdo que cierre el gobierno federal de los EUA.

Aunque parece que Trump ha dejado despresurizar la tensión del desacuerdo fiscal legislativo precisamente dejando de insistir en la apropiación de recursos para el muro.

Las tasas de interés se esperan a la baja; la política fiscal que ha difundido Trump es vista por los expertos como inaplicable en los hechos. La política económica se moverá dentro de lo aceptable para los mercados. 

En todo caso se espera que los mercados no tengan motivo para exaltarse y que el sistema de pesos y contrapesos del sistema americano funcione a plenitud.

Lo fundamental es que, al menos para este año, el ritmo de las exportaciones a EUA no harán sino beneficiarnos como suele ocurrir hasta ahora.

 

Te puede interesar: ¿Cuáles son los límites de Trump con el TLCAN?
Samuel García,
27 de febrero de 2017 

 

La visión positiva a la que abonan estas ideas parece razonable en el sentido de que no se esperan cisnes negros para el orden económico mundial, visión que no prevalecía en 2016. A ello ayuda el hecho de que el Banco de México tuvo remanentes para el gobierno federal por más de trescientos mil millones de pesos, destinados al pago de deuda y a disminuir el déficit presupuestario.

Ya se verá si se confirma en los hechos esta perspectiva de normalización del orden internacional, dejando a México en una buena posición.

La visión positiva sobre la economía internacional y mexicana no necesariamente coincidirá con el clima político, de nuevo, dentro y fuera de México. Es posible que se confirme un avance del populismo en Europa y un país como México ensombreciendo el paisaje.

Las encuestas por lo pronto empiezan a colocar a la candidata de Morena en el Estado de México en buenas posiciones para la que ha sido llamada la madre de todas las elecciones. 

Comentar