Malas noticias para los estados, empieza a caer la recaudación federal participable

24-04-2019 09:45

* Por Marco Antonio Pérez Valtier

El pasado día 19 de este mes de abril, la Secretaría de Hacienda publicó en el Diario Oficial de la Federación, la Recaudación Federal Participable (RFP) que se aplicará al cálculo de distribución de recursos que recibirán los Estados, al mes de marzo de este año.

Llama la atención que, en comparación con la reportada el mes pasado, acusa una caída de 21.7 por ciento la RFP, ya que pasa de 289.6 a 226.9 miles de millones de pesos (mmp). En particular, el ISR se reduce en más de 40 mil millones de pesos, pasando de 146.4 a $106.0 mmp, una caída de 27.7 por ciento, mientras que la recaudación del IVA pasó de 90.7 a solo 75 mmp, que equivale a una caída de 17.3 por ciento.

Con relación al Impuesto Especial a las gasolinas y al diesel (IEPS) a cargo de la Federación, éste cae de 27.3 a 20.0 mmp, una caída de 26.7 por ciento, caída que tiene el agravante que la cuota aplicada, en pesos por litro, fue casi 5 por ciento superior en enero, comparada con la aplicada en diciembre pasado, ya que esta cuota se actualiza por inflación en enero de cada año.

De tal suerte, los Estados deberán estar preparados para este ajuste en participaciones que deberán soportar como consecuencia de esta menor recaudación federal participable.

Al margen de que los Estados deberán percibir menores participaciones, lo cual es un hecho consumado, el análisis y las implicaciones económicas de esta caída en la Recaudación Federal, merece un ajuste por estacionalidad para su correcta interpretación, ya que esta RFP que aplicará a marzo, corresponde a los impuestos recaudados en el mes de febrero, y que son impuestos causados en enero, (pagados el 17 de Febrero), por lo que compararla con la del mes anterior, implica comparar los impuestos causados en enero de este año, contra impuestos causados en diciembre del año pasado, por lo que se debe mantener esto en mente al evaluar la evolución.

 

Al margen de que los Estados deberán percibir menores participaciones, lo que es un hecho consumado, el análisis y las implicaciones económicas de esta caída en la Recaudación Federal, merece un ajuste por estacionalidad para su correcta interpretación

 

Si bien en el mes de diciembre se pagan aguinaldos y se realizan compras navideñas, es normal pensar que los pagos enterados en enero (correspondientes al mes de diciembre) deban ser superiores a los enterados en el mes de febrero, (correspondientes al mes de enero), por lo que se revisó la misma publicación de la SHCP publicada el año pasado, para comparar las recaudaciones correspondientes a enero de este año, con relación a la reportada en el mismo mes del año pasado, comparación que elimina ya el efecto estacional de la navidad.

Si bien en esta comparativa la Recaudación Participable acusa un crecimiento de poco más de 20 mil millones de pesos, más de 15 mil millones provienen de un mayor IEPS a las gasolinas y a mayores enteros del Fondo Mexicano del Petróleo, situación que ya he comentado en notas anteriores, que no corresponde, ni a las ventas de gasolinas y al IEPS cobrado, ni a la evolución del precio del petróleo y la extracción de hidrocarburos, variables que determinan el pago de IEPS y de Derechos, que son las fuentes de los recursos que finalmente percibe la SHCP.

En esta comparación representativa de la evolución de la recaudación, como ya también lo he apuntado en notas anteriores, destaca que la recaudación de los impuestos al consumo acusan tendencias a la baja, ya que el IVA cae en más de 4 por ciento en términos reales, mientras que los IEPS al alcohol y al tabaco acusan una caída igual, ya que la recaudación nominal está estancada.

Es importante señalar que el menor IVA en la frontera se traduce en un menor precio de los bienes y servicios finales, y en teoría, debería haber un efecto de mayor consumo, mientras que el consumo de alcohol y tabaco no ha respondido a este menor precio, lo que pone en evidencia que el principal motor de la economía está desacelerándose de manera importante.

Finalmente, lo único positivo en materia de recaudación, corre a cuenta del ISR, sin embargo, esta evolución favorable, respecto lo recaudado hace un año, se asocia en buena medida a la cancelación de la compensación universal, ya que quienes tenían saldos a favor de IVA, los aplicaban contra ISR, y al ya no poder hacerlo, sube el entero de ISR.

 

@marcopmx

* El autor es economista por la Universidad de Wisconsin-Milwaukee. Especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Es socio-director en Econometría Aplicada SC y socio de Estudios Económicos y Financieros en Pérez Gongora y Asociados SC.