Política Social y Seguridad

Crece 16% número de pobres por gastos de salud

11-04-2017 11:00

Las familias mexicanas son las que más gastan de su bolsillo para financiar los servicios de salud que necesitan entre los ciudadanos que habitan en países miembros de la OCDE

El 45% de los gastos de salud en México son financiados por las personas, el 52% por los gobiernos y lo que resta por seguros médicos privados, de acuerdo con la OCDE. Agrandar
El 45% de los gastos de salud en México son financiados por las personas, el 52% por los gobiernos y lo que resta por seguros médicos privados, de acuerdo con la OCDE.

Gastar en salud empobrece.

Si las familias mexicanas financian con su bolsillo bienes y servicios de salud aumenta la probabilidad de que agudice su pobreza.

La proporción de pobres en México aumenta 16% cuando los hogares tienen que financiar con recursos propios -después de haber pagado alimentos- servicios de salud como hospitalización, citas al médico, estudios o medicamentos.

El porcentaje es superior al promedio en América Latina que es de 11% y al de otros países con economías similares como Colombia, donde el aumento en la pobreza es de 4.2%; Chile de 6.4%, Argentina de 8.7% y Perú de 13.8%.

Asegura el estudio “Protección social en América Latina: la desigualdad en el banquillo," elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La pobreza se incrementa porque los mayores gastos en salud -después de alimentos- limitan a las familias para poder financiar otros servicios y bienes, o bien aumentan su nivel de deuda.

 

Te puede interesar: Gobierno recortó programas de salud que CONEVAL calificó como prioritarios, 9 de septiembre de 2016.

 

Medicamentos.

Las familias mexicanas son las que más gastan de su bolsillo para financiar los servicios de salud que necesitan, de entre los ciudadanos que habitan en países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El 45% de los gastos de salud en México son financiados por las personas, el 52% por los gobiernos -a través de recursos públicos- y lo que resta por seguros médicos privados, de acuerdo con la OCDE.

Cuando el gasto que se destina a la salud en los hogares es superior a 30% -descontando alimentos- la Cepal lo considera catastrófico.

 

[Los gastos de bolsillo] son una de las formas menos justas de financiar la salud y su reducción supone un complejo desafío que es preciso abordar. 

Cepal

 

Cuidar la salud de las personas pobres es un problema doble en México. Primero porque -en el mejor de los casos- la proporción de los ingresos que destinan a ese gasto es alto y aun así puede ser insuficiente para cubrir sus necesidades de atención médica.

Segundo, porque en el peor de los casos ni siquiera gastan en salud porque no les alcanza, es por ello que entre la población de escasos recursos es más común la auto medicación, mientras que entre las personas de mayores ingresos el gasto en especialidades médicas, señala el estudio de la Cepal.

 

Te puede interesar: Total descontrol en gastos del Seguro Popular, 15 mil millones no llegaron a su destino, 9 de marzo de 2017.

 

En México 30.4 millones de persona no tienen acceso a seguridad social y 28 millones tienen carencias alimentarias moderadas y severas, lo que explica en gran medida el problema para hacer frente a los gastos en salud, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

 

MÁS INFORMACIÓN: Protección social en América Latina, Cepal, abril de 2017.

Comentar