Reflexiones energéticas
.

Reforma en México: la cara emocional de la energía

03-10-2014 23:45

La reforma energética va más allá de un éxito de política pública, es una profunda transformación social de índole emocional.

Independientemente de que valoremos las fortalezas y debilidades del modelo de Reforma Energética que México ha planteado, no es ningún secreto que su reciente discusión y aprobación es más allá de un éxito de política pública una profunda transformación social de índole emocional.

Este cambio no es cosa menor y tendrá que procesarse en el tiempo con altura de miras y liderazgo político. Sólo para establecer un parámetro que permita entender la dimensión emocional de este salto cualitativo para los mexicanos, el hecho es comparable con regular o prohibir la venta de armas para EUA o modificar el sistema de salud pública para Canadá.

México finalmente superó a través de canales democráticos la idea de que el interés público en el sector energético únicamente se garantiza a través de un Estado empresario con exclusividad monopólica constitucional y que desarrolla "directamente" la actividad productiva. Es decir, la creencia de que solamente el Estado puede proveer la energía de mejor calidad y de menor costo para los mexicanos produciéndola directamente.

Está noción olvida por completo el concepto de Estado Regulador que garantiza el interés público, no necesariamente desarrollando directamente la actividad comercial, sino constituyendo un "efectivo" aparato regulatorio que promueve y mantiene la competencia a lo largo de toda la cadena de valor de la industria.

Ahora será el Estado Regulador y no el Monopolio de Estado el valor político a tutelar. Entender a la competencia como la herramienta más eficaz, hasta ahora, para lograr poderosos incentivos de reducción de costos e innovación en el sector energético o en cualquier otro sector económico.

Asegurar reglas claras, un campo nivelado de juego, flujo de información y órganos reguladores capaces y autónomos. Sólo así se garantizará el interés público y se maximizará el beneficio social.

Este nuevo modelo de industria energética que tendrá como vértice al Estado Regulador descansa en tres columnas fundamentales:

1.- Empresas Productivas de Estado

2.- Órganos Reguladores Independientes

3.- Competencia en todos los segmentos de la industria.

Este comentario fue retomado de un artículo más amplio que puede consultar aquí: Reforma en México, la cara emocional de la energía.

ACERCA DEL AUTOR
Severo López-Mestre
Maestro en Derecho Regulatorio por la Universidad de Chicago. Consultor privado, CEO de Mexenergy. Consultor de la CFE y asesor de la subsecretaría de Operaciones Energéticas de la Secretaría de Energía. Catedrático de la licenciatura en Derecho y las maestrías en Políticas Públicas y en Derecho Administrativo y Regulación del ITAM.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Octubre 2014 >>
D L M M J V S
   
01
02
03

04

Reforma en México: la cara emocional de la energía
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16

17

Petróleo Podría Llegar a los $60USD
18
19
20
21
22
23
24
25
26

27

Petrobras se desploma, Dilma se encumbra y ¿Pemex?
28
29
30
31