Pan, Circo y Pecunia
.

América Móvil: cómo crecer haciéndose más pequeño

15-07-2014 12:15

Carlos Slim ha sabido como sacarle jugo tanto a los buenos momentos como a las crisis que han enfrentados las empresas a su cargo. Con la venta de activos sin duda, ganará más de lo que pierde.

Si de algo se puede vanagloriar Carlos Slim es de su sentido de oportunidad, tanto en las buenas como en las malas. En las buenas, en las crisis, Slim siempre ha sabido detectar en qué sectores y cuándo comprar empresas en ruinas, a precio de ganga, para convertirlos en torres y almenas de su imperio.

Pero ese instinto depredador también lo sacó en las malas. Ahora que las autoridades quieren recortarle el territorio a Telcel, antes que claudicar se revolvió, y demostró que, a la fuerza, también sabe vender y hacer jugadas maestras. Al tiempo que liquida activos, afila la lanza para conquistar nuevas plazas y levantar nuevos castillos.

Por eso plantó la batalla tan pronto como pudo, y se adelantó y sorprendió a todos: desincorporaría y vendería los activos necesarios para no ser considerado agente preponderante en el sector de telecomunicaciones de México.

Con eso el mensaje de Slim es claro. Primero, antes de que le mellen las utilidades de su imperio a base de bombardearlo con multas y reglas asimétricas, dará la cara. No es su intención ni compartir su infraestructura gratis ni hacer la vida fácil a sus competidores. Quien quiera competir, adelante: que le compre los activos y los use como quiera, que él, con los recursos de las ventas, aprovechará para expandirse en otros negocios y mercados. 

Y segundo, al dejar de ser preponderante, se le abre la oportunidad de entrar en un negocio más rentable de la televisión, en ese “triple play” que permitiría a Telmex ofrecer telefonía fija, internet y televisión de paga.

Ahora bien, vender los activos de América Móvil no será tarea fácil. La empresa no es AT&T, que tuvo fácil desmembrarse de sus siete pequeños vástagos de carácter local, las “baby bells”. América Móvil es un gigante de las telecomunicaciones que abarca y avasalla en telefonía móvil, fija e internet en dos territorios muy diferenciados: la ciudad y el campo.

El plan concreto aún no se conoce, pero de la compleja operación de América Móvil se desprenden varios interrogantes. 

1. Qué activos, dónde y a qué precio. La resolución del IFT a la ahora de hablar de preponderancia contempla usuarios (por número, ingreso y uso de infraestructura) y capacidad de redes, por tanto, la operación de desinversión ha de considerar tanto el trasvase de un determinado número y perfil  de usuarios a sus competidores, como la venta de infraestructura.

En lo que se refiere al número de usuarios, Slim tendrá que deshacerse de la cartera de 21 millones de suscriptores de telefonía celular y 4 millones de telefonía fija. En cuanto al perfil, él rechaza que se desprenderá de los clientes de más bajos ingresos, los rurales.Y posiblemente sea verdad: nadie compraría un paquete así y el IFT podría poner reparos. Tendrá que buscar una cartera de clientes “transversal”, que pueda vender a un precio atractivo y que permita que surja un nuevo competidor.

La estrategia más clara es la cartera de clientes a la que podría renunciar en la telefonía fija. Telmex posee 14.6 millones de líneas, de las cuales 8.1 millones de usuarios tienen paquetes de telefonía fija e internet. Esos clientes son potenciales usuarios de los servicios de “triple play” a los que les faltaría la televisión de paga. Ése es un mercado cautivo muy importante si tenemos en cuenta que el mercado de televisión por cable abarca a 8 millones de suscriptores y el vía satélite alcanza los 7 millones. Por tanto, es de esperar que Telmex, de los 4 millones de clientes que tiene que perder,  se separe de los que no pertenecen a ningún paquete de telefonía e internet.

Por ese número y perfil de usuarios más la infraestructura, a la que ha incorporado sus radiobases y torres, estimamos que América Móvil ingrese en torno a 15,000 millones de dólares (mdd). La noticia sobre la estrategia de Slim para enfrentar a la nueva regulación de telecomunicaciones disparó sus acciones un 9.4%, lo que ya le retribuyó 4,300 mdd en un solo día, casi un tercio de lo que podría recaudar. 

2. Cuándo. Tendrá que ser muy rápido, antes de que concluya este año. Telmex tenía vetado entrar a la televisión de paga durante 18 meses. El apresurado anuncio de la venta de activos busca cumplir con la normatividad y entrar a competir cuanto antes. Esta estrategia podría resultar fallida si no encuentra raudo a un comprador que esté dispuesto a pagar lo que pide por lo que esté dispuesto a vender.

Además, precisa contar con el aval del IFT y del Consejo de la compañía. Una vez presentado el plan, el IFT dispondrá de 10 días para aprobarlo. En caso de ser rechazado, América Móvil dispondrá de 20 días para modificarlo y, una vez que reciba luz verde, dispondrá de un año para aplicarlo.

3. Compradores potenciales. Las radiobases y torres podría venderlas a un tercero neutro, a una empresa especializada en la administración de esta infraestructura como GSP, American Power o Vialux. En cuanto a los usuarios, los mejores candidatos serán extranjeros por su capacidad financiera.

China Mobile, Verizon Wireless, Vodafone, y Deutsche Telekom podrían ser algunos. Telefónica, con un 20% del mercado, podría encontrar trabas por parte del IFT, y AT&T acaba de afianzar sus vínculos con Televisa a través de Direct TV al tiempo que vendía sus activos de América Móvil. ¿Volvería a comprar ahora teniendo que pagar un premio? Lo dudamos. Con la venta del 20% de Telcel a una compañía extranjera, a su vez, limitaría la capacidad de una eventual alianza entre Televisa-Iusacell-Tefónica supere el 30% del mercado. 

4. Los negocios de Slim. La nueva ley de telecomunicaciones impliacará un replanteamiento de los negocios de Slim. América Móvil tendrá que adelgazar en México, pero a cambio se abre todo el territorio de la televisión de paga.

Al mismo tiempo puede seguir expandiendo su negocio de telecomunicaciones en Latinoamérica y Europa, donde ya ha entrado de la mano de Royal KPN NV y Telekom Austria, o buscar nuevos negocios fuera de las telecomunicaciones tanto en México como en el resto del mundo.

Conforme su patrimonio crecía, Slim aprovechó para diversificar su riqueza en otros sectores y reducir su dependencia del mercado mexicano. En el país posee banca (Inbursa), minería (Minera Frisco), financiamiento de infraestructura (IDEAL), medios (New York Times y Grupo Prisa), y a través del grupo Carso abarca al sector minorista, industrial, de la construcción y energético.

Con los ingresos de la venta de activos y aprovechando las bajas tasas de interés globales podría incursionar en esos sectores, no sólo en México, sino en países lationamericanos que ve con potencial como Brasil, Perú y Colombia.

5. Televisión. Junto con la venta de activos, América Móvil renunció a los derechos de opción de compra del 51% de las acciones de Dish México. Esta decisión deja a Dish, la principal competencia de televisión digital de Televisa, debilitada. Y se abre el camino para entrar en el mercado de moda: la televisión de paga, con una penetración aún escasa en México -en torno a 37%-, con crecimientos más dinámicos y un mercado potencial para América Móvil, directamente de 8.1 millones de usuarios.

Actualmente este negocio apenas representa un 8% de los ingresos de América Móvil. La televisión de paga se ofrece como un buen mercado para una empresa cuyos márgenes se han venido deteriorando y han pasado de casi el 40% en el 2008 al 32.5% en la actualidad.

6. El efecto político. México seguirá siendo territorio Telcel, pero “sólo” en un 50%. Durante años logró bloquear las políticas antimonopolio, pero contra el IFT de Peña Nieto no pudo. Lo que no pudieron hacer ni Fox ni Calderón, hincar el diente en el monopolio de Slim, lo logró él bajo el argumento de alcanzar mejores precios y servicios y mejorar la competitividad de México. Una victoria que ondeará desde Los Pinos y que le servirá de aval para ir ahora por la reforma energética y acabar con el monopolio de Pemex.

Infografía 

América Móvil tendrá que adelgazar en México. Sin embargo, la empresa se ha venido expandiendo y tiene presencia en 26 países. Esa diversificación limitará el impacto sobre los ingresos de la compañía…

… además, ha incursionado en otros sectores en los que podrá profundizar con los recursos que obtenga de las ventas de activos…

… al vender activos, Slim podrá entrar en el sector de la televisión de paga, donde la penetración es aún baja, y revertir la tendencia a la baja en los márgenes de beneficio de América Móvil… 

… el menor dinamismo del sector de telefonía celular, junto con la mayor competencia y los menores márgenes, así como la incertidumbre con la legislación de telecomunicaciones desde que entró Peña Nieto ha golpeado la acción de América Móvil. El movimiento de Slim, sin embargo, hizo que la acción volara más de un 12% la semana pasada...

 

 

ACERCA DEL AUTOR
José Miguel Moreno
Economista por la Universidad Autónoma de Madrid. Trabajó en la consultoría estadounidense Stone & McCarthy Resarch en Londres, Nueva York y México DF, realizando análisis para las economías de Europa y América Latina. En México fue director editorial de Infosel, así como consejero, columnista y jefe de análisis económico de El Semanario de Negocios y Economía . Además de conferencista, ha colaborado con T1msn, Invertia, Radio Intereconomía, O Estado de Sao Paulo y The Miami Herald, entre otros medios. Actualmente dirige “Llamadinero.com”, es asesor, colaborador de la revista Forbes México y profesor titular en la Facultad de Economía de la UNAM.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Julio 2014 >>
D L M M J V S
  
01
02

03

Yellen desoye al BPI para salvaguardar la estabilidad financiera
04
05
06
07

08

Argentina se la juega contra los “fondos buitre”
09
10
11
12
13
14

15

América Móvil: cómo crecer haciéndose más pequeño
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27

28

Un hipotético arreglo para el “Pemexproa”
29
30

31

¿Reaccionará la FED a las señales de sobrecalentamiento en EU?