México actuó como detonante en la captura de pederasta colombiano conocido como "Lobo Feroz"

24-01-2018 12:27 Por : Arena Pública
El Lobo Feroz actuaba en centros comerciales en la zona de videojuegos. Foto: Wikicommons
El Lobo Feroz actuaba en centros comerciales en la zona de videojuegos. Foto: Wikicommons

Fueron tres países involucrados en la captura del “Lobo Feroz”, quien presuntamente está ligado a por lo menos 274 agresiones sexuales a niños y adolescentes en Colombia.

Según una publicación en la revista colombiana Semana, el sujeto identificado como Juan Carlos Sánchez Latorre escogía como víctimas a menores de entre 8 y 14 años, quienes abordaba en centros comerciales, principalmente “en la zona de los videojuegos y su actuar delictivo lo realizaba en la zona de las residencias en la ciudad de Barranquilla”,  dijo un investigador anónimo de la Interpol Colombia.

LEE: Viaja apuñalada desde metro Universidad a Balderas

El delincuente que se desempeñaba como técnico en sistemas, que aparentaba una vida común, les ofrecía dinero por dejarse fotografiar desnudos pero “al negarse los amenazaba y posteriormente usando la fuerza los sometía y abusaba sexualmente de ellos”, detalló uno de los investigadores al medio.

Asimismo el hombre acusado “de más de 274 abusos a niños, niñas y adolescentes”, ya había sido capturado en 2008 bajo sospecha de haber violado a un menor de 14 años, pero fue dejado en libertad ese mismo año, reveló el general Jorge Vargas, jefe de la policía de investigación criminal e Interpol (Dijin).

De esta manera, la Interpol de México actuó como detonante en la investigación en contra de Sánchez Latorre, al dar aviso a las autoridades colombianas por un caso de pederastia. De acuerdo con el texto, en 2011 se capturó en un café internet de Mexico a Héctor Faria, alias “Anthony” en posesión de correos, chats, videos y fotografías provenientes de Colombia.

Al recibir las comunicaciones y la dirección de correo sádico13@, la Dijin detectó una carpeta que contenía documentos “desde el 1 al 276” acompañados con la fotografía de un niño desnudo y videos que mostraban los abusos.

Así Faria le habría pagado al hombre colombiano al que se refería como “estimado Lobo Feroz” por cada una de estas violaciones y mantenía una red para revender las imágenes, dijeron las autoridades al medio.

También se analizaron los mensajes de los dos hombres: “El colombiano le decía que acudía a la fuerza y los amenazaba” mientras que el mexicano comentaba que golpeaba a sus víctimas “hasta casi matarlos”, detalla la publicación.

Más tarde tras la identificación del hombre, contactaron a las autoridades venezolanas, quienes confirmaron el 1 de diciembre su captura. Ahora está recluido en una cárcel en Caracas a la espera de que se defina su eventual entrega, según Semana.

“Se trataba de un caso extremadamente grave y aberrante, particularmente por la inmensa cantidad de víctimas menores de edad”, dijo al medio el director de la Dijin.

Fuente: News Week Español