¿Qué dice la ley sobre las pensiones presidenciales? ¿Los mexicanos deben pagarlas?

24-01-2018 11:51 Por : Arena Pública
¿por qué un funcionario puede recibir más de 200 mil por laborar sólo seis años?
¿por qué un funcionario puede recibir más de 200 mil por laborar sólo seis años?

Desde hace 40 años los ciudadanos mexicanos pagan a los expresidentes una pensión vitalicia, más los gastos por el personal civil y militar que tienen a su disposición, también los gastos de seguros de vida y de pagos médicos mayores para ellos y sus familias.

Esto se decretó en los acuerdos presidenciales realizados en los gobiernos de Luis Echeverría Álvarez (acuerdo 7637 de 1976) y de Miguel de la Madrid (acuerdo 2763-BIS de 1987), los cuales indican que los expresidentes deben recibir una pensión equivalente al salario de un secretario de Estado (casi 205 mil pesos al mes), al mismo tiempo pueden tener a 103 empleados a su servicio, entre ellos auxiliares y elementos del Estado Mayor para su seguridad.

Por ejemplo, el expresidente Felipe Calderón es quien más cuesta a los ciudadanos, aunque haya renunciado a su pensión para que esta fuera donada a la fundación Aquí Nadie se Rinde en 2017, simplemente los gastos para pagarle a sus 19 empleados se encuentran aproximadamente a más de 816 mil pesos al mes, de acuerdo con información publicada por El Financiero.

Según el reporte del portal Animal Político, se dieron a la tarea de conocer la validez de estas pensiones y si existe alguna forma de regularlas, así que consultaron a especialistas en derecho constitucional.

Entre los expertos, la académica y especialista en Derecho, Hilda Nucci, quien ha investigado alrededor de cinco años estos beneficios, mencionó que no hay ninguna ley actual que regule las pensiones a los exmandatarios en México.

Además tales decretos parecen inconstitucionales debido a que no fueron firmadas por presidentes en el cargo y porque no fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación.

“Ese es el primer problema en torno a los acuerdos, no están publicados en el Diario Oficial de la Federación. De acuerdo al artículo tercero del código civil, no tendrían por qué ser ley. Todo aquello que se considera obligatorio debe estar ahí”, explica.

El abogado y profesor de la Escuela Libre de Derecho, Elisur Arteaga Nava, coincide con la experta ya que considera que “tratándose de derechos políticos, no hay derechos adquiridos, entonces no puede ni Fox, ni nadie, alegar que tiene derechos” sobre la pensión.

Una de las propuestas de Andrés Manuel López Obrador, precandidato presidencial, es desaparecer estas pensiones mediante un nuevo decreto presidencial.

Según el investigador Miguel Ángel Eraña Sánchez, de la Universidad Iberoamericana, puede ser posible ya que se trata de un asunto de voluntad política: derogar acuerdos y regular en el Congreso. Sin embargo, se tendría que revisar “en qué condiciones se da la abrogación del decreto y la expedición de las nuevas reglas”.

Por su parte Hilda Nucci considera que el decreto presidencial puede eliminarlas, pero asegura que lo ideal sería regularlas en la ley. La académica explicó que se han presentado cerca de 19 iniciativas en el Congreso para eliminar o regular las pensiones, sin embargo ninguna prospera.

Sin duda alguna esta situación causa revuelo a la población, porque en promedio un trabajador necesita laborar aproximadamente 25 años para jubilarse ser acreedor mensualmente montos que van desde los 2 mil 500 pesos;  pero ¿por qué un funcionario puede recibir más de 200 mil por laborar sólo seis años?

Con información de Animal Político