Energía e Infraestructura

China inaugura oficialmente su interés por sector energético mexicano

China y México acordaron dos fondos de financiamiento y la apertura para el principal banco chino.

13-11-2014 09:05 Por : Arena Pública
El gasoducto Los Ramones será financiado con capital chino como parte de estas negociaciones.
El gasoducto Los Ramones será financiado con capital chino como parte de estas negociaciones.

El capital chino inauguró oficialmente su interés por la apertura energética en México.

Los gobiernos de ambos países han concretado dos fondos de financiamiento para empresas chinas interesadas en invertir en el sector energético en suelo mexicano con un valor conjunto de 7 mil 400 millones de dólares.

En tanto, el banco más importante de China, el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC, por sus siglas en inglés), comenzará operaciones en México.

En el marco de su gira de trabajo por China, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, anunció la creación de un Fondo Binacional de Inversión de 2 mil 400 millones de dólares para que empresas de ambos países inviertan en energía, minería, infraestructura, manufactura de alta tecnología y turismo.

Además se concretó el Fondo de Energía SINO-MEX, entre Pemex y la empresa estatal China National Offshore Oil Corporation (CNOOC), el ICBC y el Banco de Desarrollo Chino (CDB, por sus siglas en inglés) por hasta 5 mil millones de dólares para financiar proyectos de la empresa productiva del Estado mexicano así como para obtener colaboración técnica y análisis de oportunidades de negocio.

El acuerdo con ICBC establece las bases para contar con una primera línea de crédito de hasta 10 mil millones de dólares para Petróleos Mexicanos así como para empresas que le brinden servicios; los préstamos se enfocarán en proyectos de upstream y adquisición de equipos para las zonas marinas, según informó Pemex en un comunicado.

Estos recursos —dijo Peña Nieto— tendrán un efecto multiplicador para apalancar mayores inversiones.

El fondo de financiamiento a Pemex ya rindió su primer fruto y aportará capital para la construcción del gasoducto Los Ramones, el cual cuenta con una inversión total de 2,500 millones de dólares y va desde Camargo, Tamaulipas, a Apaseo el Alto en Guanajuato.

Le abren la puerta al ICBC

De forma paralela, el gobierno mexicano dio luz verde a la  autorización para que en México opere el ICBC, que facilitará las transacciones que empresas chinas realicen en nuestro país.

El ICBC, propiedad del Estado chino, se ha caracterizado por financiar al empresariado de aquel país alrededor del mundo, principalmente en incursiones en países en vías de desarrollo.

Mediante éste, el Dragón Asiático ha logrado ampliar sus redes de influencia económica desde América Latina a los puntos más subdesarrollados de África y Asia Central.

“Algo muy relevante, y que sin duda apalancará o acompañará a empresas que decidan invertir en nuestro país”, dijo el mandatario mexicano ante medios.

En respuesta, el presidente chino, Xi Jinping dijo: “saludamos la instalación oficial del Fondo de Inversión China-México y el establecimiento de subsidiarias de ICBC en México. De esta manera, nuestra cooperación sustantiva ya pueda contar con fuerte apoyo financiero”.

Además del anuncio sobre el ICBC, el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) firmó un memorandum de entendimiento con el Banco de Desarrollo Chino con el que ambos compartirán información que podrán incluir "documentos estratégicos sobre el país", sectores específicos y estudios o material realcionados con proyectos o programas, así como coordinar el cofinanciamiento de proyectos en México. 

El mandatario chino destacó la necesidad de construir un nuevo marco de cooperación binacional, fundado en la cooperación financiera, el comercio y la inversión, y la construcción de infraestructura, generación de energía y alta tecnología.

Xi Jinping también aseguró que ambos países se encuentran en procesos de transformación profunda; China en una consolidación de su modelo económico y México en la implementación de reformas estructurales.

Producto de la gira de trabajo en China, los gobiernos de ambos países establecieron el “Programa de Acción para promover la Asociación Estratégica Integral China-México”, documento que definirá el rumbo a seguir en la próxima etapa de desarrollo de las relaciones.

De acuerdo con datos del Banco de México, México importó el año pasado 57,000 millones de dólares en mercancías de China, mientras que sólo le exportó 5,721 millones.

“Todos estos acuerdos representan, sin duda, un cambio de fondo en nuestra relación bilateral. Hoy la relación entre China y México es más amplia, más productiva y positiva para ambas naciones. Estos avances, sin duda son apenas el principio”, dijo Enrique Peña Nieto.

 

A FONDO: Consulta las palabras de Enrique Peña Nieto en China.