Gobiernos y Finanzas Públicas

Cambios a normatividad del Coneval le restarán independencia

México Evalúa consideró que los cambios legislativos propuestos por los diputados van en su detrimento.

04-11-2014 09:35 Por : Arena Pública
Coneval, bajo la batuta de Gonzalo Hernández Licona, corre el riesgo de partidizarse.
Coneval, bajo la batuta de Gonzalo Hernández Licona, corre el riesgo de partidizarse.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) corre el riesgo de perder su independencia y excelencia técnica, alertó la organización no gubernamental México Evalúa.

Lo anterior si se aprueba —en sus términos— la creación de la Ley del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social y la reforma a la Ley General de Desarrollo Social, que en la opinión de México Evalúa partidizan la rectoría del organismo, le restan independencia, le añaden burocracia y promueven la división a su interior.

La minuta aprobada el pasado 28 de octubre en la Cámara de Diputados desvincula al Coneval de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol); le brinda la facultad de emitir recomendaciones a gobiernos e instituciones, establece la constitución de un comité técnico y un consejo general.

El Senado fungirá como cámara revisora de este dictamen.

México Evalúa asegura que en teoría, los cambios deberían permitir que las evaluaciones de la política de desarrollo social sean más objetivas e imparciales, pero en la práctica podría poner en riesgo la capacidad de crítica del organismo. 

La Organización identificó cuatro asuntos “de preocupación, que necesitan atención prioritaria por parte de los senadores”.

Primero, la conformación de un consejo general del Comité técnico —que fungirá como órgano auxiliar— ya que divide en dos el órgano de gobernanza del Coneval e implica cambios presupuestales importantes sin dejar claro cómo interactúan ambas partes.

Esto es un cambio sustancial respecto al régimen actual del Coneval, compuesta por un Comité directivo presidido por un secretario ejecutivo.

En segundo plano, la Cámara de Diputados sería responsable de la selección de los consejeros y de su presidente, tarea que actualmente depende de la Comisión Nacional de Desarrollo Social a través de una convocatoria pública.

El tercer punto de preocupación para México Evalúa es que el consejo general estaría a cargo de la designación de los integrantes del comité técnico, por lo que si este primer órgano llega a politizarse existe el riesgo de que éstos últimos también pierdan su autonomía.

De acuerdo al presidente de la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara Baja  —donde se originó el proyecto—, Alejandro Montano Guzmán, la nueva legislación permitirá corregir y orientar el adecuado ejercicio de los programas sociales, en beneficio de la población, anteponiendo los principios de objetividad, certeza, veracidad, transparencia y rigor técnico guíen todas las actividades del Coneval.

Cuando se aprobó el dictamen, aseguró que el trabajo realizado permitiría al Coneval contar con un Consejo General "robusto", dedicado de lleno a la medición y evaluación de la pobreza, con un Comité Técnico de carácter auxiliar, consultivo, el cual apoyará al Consejo en la formulación de la metodología para la medición de la pobreza y evaluación de la política social.

Por último, según México Evalúa, debido a cambios contractuales, los consejeros perderán independencia al pasar de un contrato de tiempo parcial —conservando su adscripción a sus centros universitarios de origen sin interrumpir su trayectoria académica— a uno de tiempo completo.

“Estos cambios no garantizan que los consejeros presenten, como ha sido el caso hasta ahora, perfiles técnicos de excelencia, y más bien propician la partidización de su selección”, alertó México Evalúa.

Así, conminó a los senadores analizar con cuidado la minuta enviada desde la Cámara Baja con el fin de corregir las disposiciones “que ponen en riesgo la independencia y calidad del Coneval que ésta contiene”.

En la construcción del dictamen participaron los diputados Beatriz Zavala y los senadores Luisa María Calderón Hinojosa y Juan Carlos Romero Hicks del grupo parlamentario del PAN; los diputados Agustín Miguel Alonso, Silvano Aureoles, Fernando Zárate, Fernando Belauzarán, Carol Antonio Altamirano, Alliet Bautista y Jéssica Salazar del PRD; y el diputado José Alejandro Montano del PRI.

Este último legislador fue el que incluyó en el proyecto la conformación del consejo general y del comité técnico así como de las modificaciones en la relación laboral de sus integrantes; los elementos más criticados por México Evalúa.

 

A FONDO: Consulta la expedición de la Ley del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social y la reforma a la Ley General de Desarrollo Social.