Gobiernos y Finanzas Públicas

En los últimos 9 años se sobrejercieron 77.8% recursos del Ramo 23

Cada año se han ejercido recursos millonarios que no estaban contemplados en lo presupuestado.

10-10-2014 15:38 Por : Arena Pública
La SHCP modifica discrecionalmente el Ramo 23 durante el año.
La SHCP modifica discrecionalmente el Ramo 23 durante el año.

En los últimos nueve años, se han ejercido 77.8% más recursos de los que originalmente se le presupuestaron al Ramo 23, el cual es utilizado por el gobierno federal para aportar dinero a estados y municipios en rubros que no corresponden directamente a dependencias y entidades.

De acuerdo de los Estados Presupuestarios del Gobierno Federal y de Entidades de Control Presupuestario Directo, de 2005 a 2013 a este Ramo se le han asignado un total de 584,959 millones de pesos a precios constantes de 2012; no obstante, se han ejercido 1 billón 39,886 millones.

Durante ese periodo, en promedio cada año se ejercieron 50,547 millones de pesos adicionales a lo presupuestado por la Cámara de Diputados; es decir, cada año se tuvo un sobrejercicio por un monto del tamaño del 70% del Programa Oportunidades de 2014 (cuyo presupuesto total es de 73,176.8  millones).

Según los datos —recabados por la asociación México Evalúa—, durante el 2008 fue cuando se registró el mayor sobrejercicio: 150,967 millones de pesos.

De acuerdo con México Evalúa, en su estudio “Por un presupuesto realista y sostenible: 5 puntos de atención urgente”, este desfase se debe a las adecuaciones discrecionales que hace la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a lo largo del año, a falta de una ley que regule las funciones y el manejo del Ramo 23.

En opinión de la Asociación, se debe obligar a que todos los fondos del Ramo 23 operen con lineamientos claros mediante la creación de una nueva ley e incluir un anexo en el Informe Trimestral sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública de la SHCP que verse sobre el ejercicio de sus recursos.

Además de problemas en la etapa de ejercicio, existen también en la de asignación.

El manejo de este Ramo en específico desencadenó de manera reciente el escándalo de los llamados “moches”, en el cual diputados federales, a cambio de una tajada, asignaban dinero a los municipios bajo concepto de obras.

Mauricio Merino, coordinador de la Red por la Rendición de Cuentas, aseguró que  se deben poner candados a la asignación y ejercicio discrecional de los millonarios recursos: un “flagrante” acto de corrupción, en su opinión.

“Tenemos un problema muy serio de discrecionalidad, (...) es un verdadero escándalo que se esté tomando dinero de la nada para que los diputados lo distribuyan con discrecionalidad a estados y municipios a través del Ramo 23”, dijo el también académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

El Ramo 23 está conformado por 12 fondos: Proyectos de Desarrollo Regional, Fondos Metropolitanos, Fondo Regional, Fondo de Infraestructura Deportiva, Fondo de Capitalidad, Fondo para Fronteras, Fondo de Cultura, Fondo de Apoyo en Infraestructura y Productividad, Fondo para la Accesibilidad para las Personas con Discapacidad, Fondo Sur-Sureste, Fondo de Apoyo a Migrantes y el Fondo de Pavimentación, Espacios Deportivos, Alumbrado Público y Rehabilitación de Infraestructura Educativa para Municipios y Demarcaciones Territoriales.

 

 

A FONDO: Estudio de México Evalúa “Por un presupuesto realista y sostenible 5 puntos de atención urgente”.

MÁS INFORMACIÓN: Cinco fondos del Ramo 23 con 0% de recursos entregados. Nota de Arena Pública del 1 de septiembre de 2014.