Gobiernos y Finanzas Públicas

Política de austeridad divide al gobierno francés

En medio de una crisis generada por el bajo crecimiento económico y el aumento del desempleo, tres ministros de Francia renunciaron a sus cargos como protesta para exigir políticas que impulsen el desarrollo.

24-08-2014 12:16 Por : Arena Pública
Hollande presentará un nuevo equipo, tras la dimisión de Arnaud Montebourg (al fondo en la imagen).
Hollande presentará un nuevo equipo, tras la dimisión de Arnaud Montebourg (al fondo en la imagen).

Francia vive un momento de división al interior del gobierno encabezado por François Hollande, tras la renuncia de tres ministros clave que se oponen a las políticas de austeridad impulsadas desde finales del 2013 por el presidente, al cual le han exigido apostar más por el crecimiento del país.

La llamada “rebelión” es encabezada por el titular saliente de Economía, Arnaud Montebourg, quien durante el fin de semana criticó las medidas establecidas por la administración actual, las cuales han incluido recortes presupuestarios a diversos programas sociales y ventajas fiscales a empresas por 40 mil millones de euros para impulsar la productividad, de acuerdo con el periódico Le Monde.

A esta postura contra Hollande y su primer ministro Manuel Valls, se sumaron los responsables de Educación y de Cultura, Benoît Hamon y Aurélie Filipetti –ambos identificados con la izquierda– que dieron a conocer su intención de no formar parte del gobierno para seguir fieles a sus ideas.

Francia y Europa enfrentan una crisis sin precedentes. No es ninguna exageración decir que es consecuencia de las políticas erróneas…Hoy el mundo entero nos está pidiendo detener estas políticas absurdas de austeridad…estos errores, obstinación y terquedad absurda que genera dudas y desacuerdos en muchos países europeos.

            Arnaud Montebourg, ex ministro de Economía francés.

Tanto Hamon como Filipetti coincidieron en la necesidad de replantearse el modelo de austeridad, sin embargo, Hamon fue más allá al indicar que primero se necesita relanzar el consumo, pues en el contexto actual es imposible “venderles nada a los franceses si no tienen ingresos suficientes”.

Tras la desbandada Hollande solicitó la formación de un nuevo equipo ejecutivo, al cual presentará el martes temprano, movimiento que llega en un momento donde el presidente sólo cuenta con 17% de apoyo ciudadano ante los malos resultados económicos y el creciente desempleo.

 

OPINIÓN: El drama europeo: ¿recesión o deflación?; del blog Pan, Circo y Pecunia. Arena Pública, 18 de agosto del 2014.