Economía y Sistema Financiero

Junta de Gobierno Banxico dividida en decisión por baja de tasa

20-06-2014 14:10

Dos de los cinco miembros de la Junta se opusieron a bajar la tasa de referencia argumentando principalmente que la decisión podría traer riesgos de amplificar la volatilidad en el mercado cambiario y enviaría al mercado una señal de que se están subestimando los riesgos al alza sobre la inflación.

La debilidad económica y la baja inflación fueron dos de las razones que impulsaron la reducción de la tasa de referencia. Agrandar
La debilidad económica y la baja inflación fueron dos de las razones que impulsaron la reducción de la tasa de referencia.

El Banco de México gobernado por Agustín Carstens informó hoy que la decisión de bajar la tasa de referencia a un día a 3% desde el 3.5% anterior fue aprobada únicamente por tres de sus cinco miembros, mismos que apuntaron que la disminución no sería el inicio de una serie de reducciones secuenciales.

En un amplio documento donde justifican su decisión los miembros de la Junta dejaron en claro -reiteradamente- que dos de las razones en las que se basaron fueron la débil evolución de la economía y una inflación con mejor comportamiento de lo previsto.

Respecto a la debilidad de la economía la minuta destaca que la mayoría de los miembros estuvo de acuerdo con que -no obstante que se espera una recuperación de la economía mexicana para el segunda semestre del año en curso- “el bajo dinamismo registrado durante el primer trimestre del año hace preveer que para el 2014 el crecimiento económica será menor de lo esperado”, al referirse al estimado de 2.7% de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En este sentido, la mayoría de los miembros estuvo de acuerdo en que tres indicadores del primer trimestre del 2014 podrían motivar una revisión del crecimiento del PIB mexicano a la baja, especialmente porque causaron sorpresa cuando de ellos se esperaban mejores cifras: el crecimiento del PIB, la variación del IGAE desestacionalizada en marzo que fue negativa y la variación a la baja del PIB en Estados Unidos ajustada a 2.1% desde 2.8%.

“A pesar de que el crecimiento económico del 2014 será más alto que en el 2013, es probable que el promedio de ambos se sitúe por debajo de la media de crecimiento”, apuntaron los miembros de la Junta en la minuta.

Por lo que a inflación se refiere, todos los integrantes de la Junta destacaron que en los últimos meses ha descendido, y la mayoría de ellos señaló que ello obedece a la debilidad de la actividad económica, por lo que sus expectativas para finalizar el año son que se ajustará por debajo de 4% y muy cerca del 3%.

En la minuta se hizo énfasis en que el alza de los precios en los primeros meses del año producto de la aplicación de la reforma fiscal no provocó daños de segundo orden en los precios de productos no impactados por esta.

Entre otros, los argumentos de los dos miembros que se opusieron a la reducción de la tasa fueron que esa decisión podría amplificar la volatilidad en el mercado cambiario y enviar al mercado una señal de que se están subestimando los riesgos al alza sobre la inflación.

También señalaron que la posibilidad de un episodio de volatilidad en los mercados financieros internacionales y los efectos que podrían tener sobre la inflación y la estabilidad financiera “hacen surgir dudas sobre la conveniencia de reducir la tasa en este momento.”

Los miembros de la Junta que se opusieron aseguraron que ante una perspectiva de alza en las tasas de interés internacionales la decisión de bajar la tasa podría amplificar el riesgo de inestabilidad financiera en el país, ya que, el tiempo y el grado de alza de esas tazas es incierto.

 

A FONDO: Minuta de la reunión de la Junta de Gobierno del Banco de México con motivo de la decisión de política monetaria anunciada el 6 de junio de 2014.

Comentar