Empresas y Empresarios

Orthofix y las secuelas tras la sanción de la SEC

El mercado médico de México parece lejano para la empresa texana, que aún resiente los efectos del escándalo por sobornos descubierto en sus operaciones con el IMSS.

17-06-2014 09:21 Por : Arena Pública
En 2012, la firma de dispositivos médicos fue sancionada con más de 42 millones de dólares por corrupción en México.
En 2012, la firma de dispositivos médicos fue sancionada con más de 42 millones de dólares por corrupción en México.

La estadunidense Orthofix International, que en 2012 tuvo que enfrentar una sanción por parte de la SEC por más de 42 millones de dólares luego de que su filial en México, Promeca, fue descubierta otorgando sobornos a funcionarios del IMSS para obtener contratos durante la gestión de Juan Molinar Horcasitas; ahora observa al mercado mexicano, pero a la distancia.

Su división internacional ya sólo mantiene alianzas estratégicas con empresas como Biomedical que comparte la distribución de aparatos ortopédicos con otras cinco marcas extranjeras.

Mientras tanto, en Brasil sí regresó con una participación directa dada la importancia del mercado. La empresa mexicana Biomedical firmó en 2010 un contrato por cinco años con Orthofix para representarla aquí, luego de la amarga experiencia con Promeca que prácticamente desapareció del universo de proveedores del gobierno federal.

Después de que hasta el primer trimestre de 2012 se ubicaba como el principal proveedor de tecnología, prótesis y aparatos ortopédicos para el IMSS, Orthofix -que en Estados Unidos participa en un negocio valuado en ocho mil millones de dólares al año- ha decidido decretar para México un paso lento pero menos riesgoso.

Hace dos años, Orthofix recibió la notificación por parte de la SEC de que había sido encontrada culpable de violar varias legislaciones bursátiles en su país. En marzo pasado acordó con este organismo el pago de 7.5 millones de dólares para cerrar un expediente que se hizo famoso porque mencionaba los sobornos en México para funcionarios del IMSS como “chocolates” que se entregaban periódicamente contra la confirmación de contratos para la adquisición de importantes pedidos de lotes de aparatos e insumos ortopédicos como clavos intramedulares; clavos para artrodesis de tobillo o, por ejemplo, dispositivos de alargamiento de extremidades.

Ahora, el mercado -después de que la SEC multó a Orthofix, que cotiza en el mercado de valores de Nueva York- se encuentra sumamente segmentado porque al menos se registra una división entre 12 diferentes tipos de productos.  Aquí participan compañías como DePuy, Inc.; Stryker Corporation; Zimmer Holdings; Medtronic; Synthes; CONMED Corporation y Braun Medical.

En su momento, la Procuraduría General de la República (PGR) se ocupó ampliamente de esta cadena de corrupción que se generó al interior del IMSS en un área en donde las especificaciones técnicas y la gran especialidad para los insumos que se adquirían permitían justificar muchas adjudicaciones directas.

Ahora, las secuelas de la multa que impuso la SEC a uno de los jugadores internacionales en este mercado millonario, ha dejado una estela de cautela en el IMSS en el curso de las licitaciones que anualmente se realizan para abastecer su área de ortopedia.

 

MÁS INFORMACIÓN: Hewlett Packard: no sólo corrupción, también lavado de dinero; nota de Arena Pública, 10 de abril del 2014.