Energía e Infraestructura

Siemens, aún sin luz al final del túnel

03-06-2014 08:25

El proceso legal que involucra a Petróleos Mexicanos (Pemex) y al Consorcio Proyecto Cadereyta (Conproca), donde participa la empresa teutona, continúa sin solución; mientras tanto Siemens parece destinada a la lista negra de la paraestatal.

En 2011, autoridades ya habían fallado a favor de Conproca y Siemens, pero Pemex se inconformó con la decisión e inició un nuevo litigio. Agrandar
En 2011, autoridades ya habían fallado a favor de Conproca y Siemens, pero Pemex se inconformó con la decisión e inició un nuevo litigio.

Será en los próximos días cuando la multinacional de origen alemán Siemens reciba noticias del largo litigio contra Pemex que dirige Emilio Lozoya Austin. Mientras tanto, en la paraestatal los contratos –al menos los grandes– para esta compañía siguen detenidos.

Podría decirse que se trata de un fenómeno relacionado con la ley reglamentaria y los cambios en el sector de la energía que transformarán la operación de Pemex y que afectan también a otras empresas.

Sin embargo, aún está presente entre el sector público la molestia que generó en el gobierno de Enrique Peña Nieto la demanda de Siemens, mientras la firma seguía en la búsqueda de nuevos contratos con el sector público.

Incluso se contempló la posibilidad de promover un punto de acuerdo a través del Poder Legislativo para frenar los contratos a Siemens. Aquella acción no se consolidó pero en la práctica la compañía no ha visto la época de vacas gordas de otros periodos.

Fue en 2012 cuando la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), multó a Siemens al confirmar que varias de sus filiales –entre ellas las de México– habían incurrido en el pago de sobornos para obtener contratos en entidades como Pemex.

Desde el inicio de este gobierno, Siemens ha enfrentado un clima complicado. La decisión de la firma alemana de demandar a la principal entidad del gobierno federal no ha pasado inadvertida.

Por ello, el reciente contrato por 508 millones de pesos que le asignó el gobierno de Rodrigo Medina en Nuevo León es una buena noticia para esta compañía. Las resoluciones que se darían a conocer en unos días en tribunales de Nueva York están relacionadas con las denuncias que derivaron de los sobrecostos que debió pagar Pemex como parte de la reconfiguración de la refinería de Cadereyta. Para Siemens, el mejor escenario sería cerrar este capítulo en medio de la reestructura de negocios y de los sistemas de proveeduría de la paraestatal.

Por ahora, en su reporte anual al mercado de valores de Estados Unidos, Siemens no habla mucho sobre México, acaso incluye a este mercado en el conjunto de países emergentes con mayor potencial para sus productos.

Proyectos de Energía, Siemens Healthcare Diagnostics, Siemens Industry Software, Siemens Inmobiliaria, Siemens Innovaciones, Siemens Servicios, son sólo algunas de las compañías de la multinacional de origen alemán que buscan reconciliarse con México, uno de sus grandes mercados.

Así, el juicio por más de 500 millones de dólares en el que se involucraron Tribasa, Siemens y la coreana SK Engineering, quienes integran el Consorcio Proyecto Cadereyta (Conproca) ha resultado mucho más costoso para estas organizaciones.

 

MÁS INFORMACIÓN: Siemens gana licitación del Metrorrey con proyecto de 508 millones de pesos, nota de Arena Pública; 29 de mayo del 2015.

Comentar