Políticas públicas

La renovación de los sindicatos, el gran reto de Luisa Alcalde en la Secretaría del Trabajo

Las 36 secciones del sindicato de petroleros están en elecciones pero la Secretaría del Trabajo no ayudó a obtener la democracia que esperaban.

22-10-2018 11:26 Por : Arena Pública
Luisa Alcalde, con 31 años, se convertiría en la secretaria federal más joven en la historia moderna de México.
Luisa Alcalde, con 31 años, se convertiría en la secretaria federal más joven en la historia moderna de México.

Dentro de la Secretaría del Trabajo, Luisa Alcalde no la tiene nada fácil, especialmente cuando se trata de los asuntos sindicales. 

El 15 de octubre se lanzó la convocatoria para la elecciones de 11 de las 36 secciones sindicales de Pemex, se votaron el 17 de octubre y nada fue como se esperaba, iniciando por el cambio de estatutos del sindicato petrolero. 

Carlos Romero Deschamps había aceptado llevar a cabo comicios democráticos, libres y secretos; sin embargo, nunca modificó los estatutos y se tiene registro de que lo ocurrido en las secciones que votaron, no fue ni cercano a lo que se había prometido. 

En la sección 10, una de las más grandes del país, Arnoldo Morales, Coordinador del Movimiento Nacional de Transformación Petrolera, comentó a Arena Pública que "a pesar de la premura con la que salió la convocatoria, dando tres días para la votación, cuando los estatutos marcan que se tienen 20 días, fuimos a registrar la planilla, nos pusieron el sello del consejo local de vigilancia, y aún así nos excluyeron de la boleta electoral".

 

Te puede interesar: Carlos Romero Deschamps, el único con poder de permitir su destitución del sindicato petrolero

 

De acuerdo con la experiencia de Morales, el proceso para la elección era casi mecánico, "conforme iba saliendo el trabajador, lo jalaban para votar, el ánfora estaba en la mesa donde se estaba llevando la votación y después lo subían al carro que los distribuye a sus colonias tras la jornada laboral".

No obstante, el presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, José Francisco Maciel, aseguró que todo se había llevado democráticamente y que incluso no se había presentado ninguna impugnación. 

Las elecciones del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana se dieron en condiciones tanto de espacio como de materiales, para que las y los trabajadores pudieran expresar libre secreta su voluntad: José Francisco Maciel Amaya #JFCA pic.twitter.com/YUJjBQR137

— STPS México (@STPS_mx) 18 de octubre de 2018

De acuerdo con Morales, al siguiente día de la elección, el 18 de octubre -fecha en el que la JFCA dio esta declaración-, fue que quisieron presentar su queja, pero "no había nadie", todos estaban en la Ciudad de México.  

Y es que asegura, "jamás vimos a un inspector de la Secretaría del Trabajo, estuvimos recorriendo donde estaban los centros de votación y jamás vimos a nadie, no sé de dónde sacaron que había supervisores para confirmar que se llevaran de forma tranquila [las elecciones] si nunca vimos a nadie".

De acuerdo con Morales y Martín Padrón de la sección 3, a pesar de que aún no concluyen los comicios en todos los sectores, ya se está buscando la impugnación de las 36 elecciones en las que alientan a los trabajadores a participar para tener los argumentos que lleven a una nueva elección. 

Al igual que con la votación de diciembre de 2017, cuando Carlos Romero Deschamps fue reelegido como secretario general, el Movimiento Nacional de Transformación Petrolero busca llamar a nuevas elecciones en enero de 2019 para los funcionarios locales de las 36 secciones, una vez que asuma la nueva administración del gobierno federal. 

 

Te puede interesar: Luisa Alcalde, la voz Millennial del gabinete de AMLO

 

No obstante, hasta el momento la futura secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa Alcalde, solo ha comentado que al gobierno no le corresponde “poner, ni quitar, ni mantener a líderes sindicales”, por lo que su labor se limitará a “garantizar el cumplimiento de la ley”. 

Esto a pesar de que la futura dependencia bajo su cargo, es la responsable de entregar la toma de nota en caso de que se lleven a cabo nuevos comicios sindicales y por lo tanto de legalizar los procesos.

Hasta donde las fuentes de Arena Pública comentaron, Luisa Alcalde no ha tenido ningún acercamiento con su movimiento. Solicitamos una entrevista con María De Lourdes Díaz Cruz "Lula", lideresa del movimiento disidente para la confirmación; sin embargo, no fue posible obtener una pronta respuesta.