Energía e Infraestructura

Arabia Saudita será rey del petróleo, pero no puede producir sus propios alimentos

Arabia Saudita es de los mayores productores mundiales de petróleo pero es incapaz de producir cereales para su población.

09-02-2018 11:28 Por : Arena Pública
En cuatro años, Arabia Saudita tendrá que importar el 100% del cereal consumido por su gente
En cuatro años, Arabia Saudita tendrá que importar el 100% del cereal consumido por su gente

El gigante petrolero es incapaz de producir sus propios alimentos.

Arabia Saudita es el segundo productor de hidrocarburos a nivel mundial con 12.38 millones de barriles de petróleo diarios. Cuenta con reservas estimadas en 266 mil 500 millones de barriles que representan una quinta parte de las existentes a nivel global.

Sus ingresos petroleros le conceden la hegemonía, goza de fuertes alianzas militares y petroleras con la Unión Europeo, Japón y Estados Unidos, además de ser el líder de facto de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el organismo que reúne a los mayores productores del hidrocarburo en el mundo.

 

Te puede interesar: En solo una década el planeta enfrentará escasez de alimentos, antes de lo previsto, 9 de octubre de 2017

 

Pero a semejanza de Aquiles, el héroe casi invulnerable de la mitología griega, Arabia Saudita tiene un talón, una debilidad a través de la cual podría atravesarle una flecha envenenada.

El casi dios del petróleo es incapaz de producir los cereales que su población consume, carece de autosuficiencia en uno de los grupos alimenticios básicos de la dieta humana y animal: arroz, trigo, maíz, avena, cebada, sorgo, centeno, alpiste, entre otros, ricos en fibras, proveedores de vitaminas, minerales, proteínas y energía.

En cuatro años importará casi 100% de los cereales que demande su población. Su consumo del exterior ha crecido de forma acelerada en 20 años, en 2006 las importaciones representaban 70% de la demanda interna y en 2022 se elevarán a 99%, de acuerdo con las Perspectivas Agrícolas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés).

Se trata de la proporción más alta entre los 10 países de Oriente Medio y África que estudió el organismo.

 

Arabia Saudita produce más de 12 millones de barriles de petróleo al día

 

La escasez de agua es su principal y más añejo problema, agravado por el deseo de hacer florecer trigo, uno de los cultivos que más agua demanda, entre arena ardiente y un cielo que no conoce de lluvia.

Arabia Saudita se posicionó entre los diez mayores exportadores de trigo a nivel mundial entre las décadas de los 80 y 90 a través de un programa de autosuficiencia que agotó acuíferos no llenados desde la Edad de Hielo.

Ya desde 1997 la FAO advertía que Arabia Saudita utilizaba agua para los regadíos por encima de sus recursos renovables anuales mediante la extracción de reservas de agua subterránea fósil.

 

El país acabó con sus propios acuíferos y ahora no tiene cómo producir cereales

 

Para salvar los acuíferos donde aún quedaba agua, la política de autosuficiencia dio revés y a partir de 2008 comenzó a reducir en 12.5% anual la compra de trigo nacional y a importar el faltante, mermando de a poco las granjas circulares de casi un kilómetro de ancho que adornaban el paisaje desértico, asegura Bloomberg.

El país redujo en 80% la tierra que utilizaba para la producción de cereales en 20 años, en 1993 utilizaba 1.13 millones de hectáreas, el número más alto desde 1961, para 2014 había eliminado 893 mil hectáreas para quedar en tan solo 236 mil, de acuerdo con los datos más recientes del Banco Mundial.

Por consecuencia multiplicó 10 veces la importación de trigo entre 2008 y 2016; para 2015 ya era el mayor importador mundial de cebada y uno de los 15 mayores de sorgo.

 

Te puede interesar: Alemania, Rusia y Arabia Saudita: los "sueños americanos" de 34 millones de migrantes en el mundo, 18 de octubre de 2017

 

Ser un dependiente alimentario es un riesgo para Arabia Saudita ya que 70% de la exportación mundial de productos básicos se concentra en tan solo cinco países que podrían frenar el suministro por deficiencias en la producción o cambios en sus políticas, advierte la FAO.

 

Lo que es perdida para unos es ganancia para otros

La insuficiencia de cereales en Arabia Saudita es una oportunidad para trasnacionales de alimentos como Cargill Inc y Glencore Plc, así como para Canadá, Alemania y los estados bálticos de Lituania y Letonia, sus mayores proveedores de trigo, asegura Bloomberg.

 

Pronto Arabia Saudita tendrá que importar el total de los cereales que consume.

 

México aún está lejos de obtener un beneficio a partir de la deficiencia de Arabia Saudita pues el intercambio comercial es muy distante, el país de medio oriente es el número 41° en importancia para la balanza comercial. Sin embargo, recientemente la exportación de productos agroalimentarios nacionales se ha incrementado significativamente hacia el Medio Oriente.

Se duplicaron las exportaciones a los países de la Península Arábiga -Kuwait, Qatar, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos- en los primeros cinco meses de 2017 al pasar de 13 millones 653 mil dólares en 2016 a 27 millones de dólares un año después, de acuerdo con datos oficiales.

La política de autosuficiencia terminó por llevar al país al extremo contrario, hoy Arabia Saudita se convirtió en uno más del medio oriente que vende hidrocarburos para comprar carbohidratos.

 

MÁS INFORMACIÓN: Perspectivas agrícolas 2017-2026, FAO, 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Importaciones como porcentaje de la demanda interna de cereales en algunos países de Oriente Medio y África, Perspectivas agrícolas 2017-2026, FAO, 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Hectáreas utilizadas para la producción de cereales en Arabia Saudita entre 1961-2014, Banco Mundial, consultado el 8 de febrero de 2018.